jueves, 11 de abril de 2013

sábado, 6 de abril de 2013

Carta desde lejos

Queridos amigos de la Revista Tiempo. Soy un platense radicado en la Patagonia hace casi cuarenta años y mi infancia transcurrió en las calles de Tolosa, mas precisamente la "casita de mis viejos" estaba ubicada en la esquina de 8 y 523. He tomado contacto con ustedes en medio de las dolorosas circuns tancias que atraviesa esa población y que traen a mi memoria aquellos momentos en el barrio, en particular cuando tomé conocimien to que las instalaciones del Club San Martín, que entonces era donde jugábamos al fútbol y se hacían bailes y reuniones, hoy concen tra la actividad de ayuda para los damnificados. La situación a la distancia me llena de tristeza e impotencia, pero en medio de ello, he descubierto que un amigo de aquellos tiempos, Carlitos Beltrano, es el presidente de la institución. Hemos compartido con él y su hermano y toda su familia, hermosos tanos labura dores, inolvidables momentos y me alegra que siga ligado a las instituciones que son la historia de todos, como lo es el Club. Les mando un gran saludo y les pido el favor de trasmitirle a Carlitos un fraternal saludo y si fuera posible darles mi dirección de mail para poder comunicarnos. Muchas gracias.

Imagenes de la tragedia

viernes, 5 de abril de 2013

¿Por qué hubo un tsunami en tierra firme?

Lluvias desproporcionadas, desagües previstos para otras contingencias y sumideros tapados, son algunas de las razones apuntadas por los especialistas Clic para ampliar¿Por qué pasó lo que pasó? En la memoria de muchos está todavía fresca la imagen de ríos de agua turbia corriendo a gran velocidad por calles y avenidas llevándose todo por delante, casi como esos tsunamis cuyas noticias nos llegan de mares remotos pero qué estaba sucediendo aquí, en la tierra firme de La Plata. Llovió mucho, muchísimo. ¿Pero además fallaron los desagües?; ¿se taparon los sumideros?; ¿la infraestructura fue insuficiente? ¿Qué fue lo que pasó? Para el ingeniero hidráulico Horacio Albina, ex decano de la facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata y profesor titular de la cátedra de Hidráulica durante más de 20 años, “se juntaron muchas circunstancias”. “En primer lugar -puntualizó- está el tema de la cantidad de agua caída, su intensidad y duración. Pero también está el tema de los sistemas hidráulicos”. “Un sistema hidráulico -explicó Albina- se diseña para solucionar un determinado evento, es decir que se proyecta en función del agua que va a recibir, para lo cual se toman estadísticas proyectando a futuro. ¿Para qué recurrencia proyecto el desagüe?, ¿para dos, cinco o diez años?; ¿qué caño pongo entonces? Por ejemplo para una presa hidráulica, se realiza lo que se llama ´decamilenio`, que consiste en prever las crecidas a lo largo de 10.000 años. Pero para un centro urbano, el cálculo a futuro es de dos a cinco años, y se lo va modificando de acuerdo a las necesidades de cada lugar”. “En base a cuanta agua se espe ra recibir y al lugar en el que se va a concentrar la mayor masa líquida -destaca Albina- se hacen las obras, también calculando qué tipo de daño es aceptable, la relación costo-beneficio y las disponibilidades económicas. Pero si el agua que se recibe es desproporcionadamente mayor a la prevista, queda claro que esos sistemas hidráulicos serán insuficientes. Y en La Plata es evidente que los desagües existentes no alcanzaron para esta emergencia”. Otro fenómeno que sorprendió en la fatídica noche de la inundación, fue la espectacular intensidad que alcanzaron las corrientes en algunos sectores de la Ciudad “También -añadió el ingeniero Albina- es probable que no se hayan hecho las obras suficientes y necesarias para la ciudad. En los años 70 la Universidad había realizado un proyecto de Saneamiento Integral para toda la zona norte y otros que, según tengo entendido, nunca se hicieron. Se trata de obras que son muy costosas y que, además, no se ven”. OTOÑO, SUMIDEROS Y CLOACAS Más allá de la extraordinaria cantidad de agua caída y de los desagües pluviales que no estaban previstos para semejante emergencia, hay otros factores que pudieron haber incidido para el colapso. “Desgraciadamente se juntaron muchas cosas -apunta el ingeniero Albina-; tenemos una cantidad de lluvia desproporcionada y desagües que no alcanzaron. Pero también hay que tener en cuenta la época del año, con la caída de hojas que hacen inevitable que los sumideros se tapen, y además el tema de las cloacas, que si bien son conexiones independientes y no debieran incidir en una inundación, sí terminan haciéndolo por la presencia de conexiones clandestinas”. “Los desagües pluviales -explicó el ingeniero- van a los cursos naturales, y los cloacales a las plantas depuradoras. Pero las clandestinas no siguen esa conexión, sino que son derivadas directamente a las cajas, que terminan desbordando con la lluvia”. Otro fenómeno que sorprendió en la fatídica noche de la inundación, fue la espectacular intensidad que alcanzaron las corrientes de agua en algunos sectores de la Ciudad. “Las corrientes -apuntó Albina- se producen por el desnivel existente en la superficie y por las pendientes del terreno, y a mayor pendiente, mayor velocidad alcanzará el agua, que siempre buscará los sectores más bajos, lo que explica por qué algunos lugares se inundaron más que otros”.

Crónicas del desastre

Alfredo Lopez Morilla Nunca escribo en el muro pero siento la necesidad de hacerlo en estos momentos... Esta noche a las 20.30, media hora antes que llegara la luz y en medio de la oscuridad y el silencio de esta parte de Tolosa que sufrió menos el temporal, sentimos con el P. Julio que golpeaban la puerta... ¿Quiénes eran? Cinco personas en un auto y una camioneta repletos de cosas de una parroquia de Berazategui (Diócesis de Quilmes)... Los acompañé hasta el club Sud América pero ya no había nadie que recibiera las cosas, entonces decidí llevarlos hasta el Club San Martín (7 y 523) y ¡qué alegría y qué sorpresa! ver tantos autos y gente que generosamente daban de lo poco o mucho que tienen a los demás. Familias enteras transformadas en escuela de vida para sus hijos que miraban cómo sus padres daban lo que llevaban a gente necesitada sin ver sus rostros ni recibir de ellos un "gracias"... ¡Dios los bendiga por manifestar la caridad al hermano! Pablo Colo Perez yo quiero agradecer a un tipo anónimo...a un chofer de la 273 que llegó solito con el micro se lo cargamos y recorrimos lugares de película. Detrás de calle 13 nadie había llegado y el tipo se metía y metía y dale y dale y la gente agradecida por un sachet de leche...los pibitos descalzos y el tipo dale y dale con el bondi...me quedó eso en la cabeza entree muchas historias...nos dejó en 13 y 526 y se fue...el sombrero para el tipo que lo único que pidió fue un cigarrillo Raúl Rolón POR QUÉ?...UNA PREGUNTA TAN SENCILLA, Y A LA VEZ TAN COMPLICADA, NO? LO QUE PASÓ ESTE 2 DE ABRIL, CREO QUE NADIE PODRÁ OLVIDARLO DURANTE EL RESTO DE SU VIDA. SOBRE TODO, AQUELLOS QUE NO SÓLO PERDIERON LO MATERIAL, AQUELLOS QUE PERDIERON A UN SER QUERIDO. TAN SOLO QUIEN VIVE UNA SITUACIÓN ASÍ ES CAPAZ DE COMPRENDER LA IMPOTENCIA, LA DESESPERACIÓN, LA BRONCA, LA TRISTEZA, LA AMARGURA QUE SE SIENTE. TERMINAR EMPAPADO, SIN ROPA QUE PONERSE, EN MUCHOS CASOS LASTIMADO. VER COMO MI SOBRINITO NICO, MI HERMANA ROMINA Y MI CUÑADO MARTÍN LLORABAN POR PERDERLO TODO Y NO PODER HACER NADA PARA AYUDARLOS, MAS QUE TRATAR DE TRANQUILIZARLOS Y DARLES UNA PALABRA DE ALIENTO, DE APOYO. TRATANDO, EN MEDIO DEL DESASTRE PROPIO, DE AYUDAR A TU VECINO, A QUIEN TIENE MENOS FUERZAS, MENOS POSIBILIDADES, MENOS CHANCES. A LOS ANCIANOS, A LOS NIÑOS, A LAS EMBARAZADAS, A LOS ENFERMOS O IMPEDIDOS DE MOVILIZARSE POR SUS PROPIOS MEDIOS. Y, A LA VEZ, EN MEDIO DE ESTE DESASTRE, HISTORIAS HEROICAS, ANÓNIMAS, DE QUIENES, SIN SER SERVIDORES PÚBLICOS, POLICÍAS, BOMBEROS, O AGENTES DE DEFENSA CIVIL, SE PREDISPUSIERON A ARRIESGAR SU PROPIA VIDA POR SALVAR A OTROS. MUCHAS VECES DE MANERA EXITOSA, PERO, EN OTROS CASOS, SIN PODER HACER NADA, Y VIENDO ANTE SUS OJOS COMO SE LES IBAN DE SUS PROPIAS MANOS LA VIDA DE AQUELLOS A QUIENES TRATABAN DE AYUDAR. ES QUE EL PODER DEL AGUA, ESE ELEMENTO AL QUE MUCHAS VECES NO DAMOS LA IMPORTANCIA QUE REALMENTE TIENE, ES IMPOSIBLE DE CONTROLAR, DE CONTENER. VER A TUS VIEJOS, YA VIEJOS, QUE TRATAN DE SALVAR LO POCO-MUCHO QUE TIENEN, QUE ES LO QUE PUDIERON CONSTRUIR DURANTE TODA SU VIDA, LLORAR DE IMPOTENCIA. TRATAR DE MOSTRARLES ENTEREZA, DE MOSTRARLES FUERZA, DE SACARLA DE DONDE NO HAY, PARA QUE ELLOS SE CONTAGIEN DE ALGUNA FORMA, PARA QUE NO SE DERRUMBEN ANTE LO INMINENTE, LA PERDIDA DE TODO LO POCO-MUCHO QUE TENÍAN HASTA HACÍA HORAS ATRÁS. SENTIR A TUS HIJOS, MUY CHICOS, TRATAR DE APOYARTE EN MEDIO DEL DESASTRE, MOSTRARTE FUERTE DELANTE DE ELLOS PARA QUE CREAN QUE VOS SOS “EL QUE SE LA BANCA”, PERO EN ALGÚN MOMENTO, SIN QUE ELLOS TE VEAN, SENTARTE EN LA SOLEDAD DE UN RINCÓN A LLORAR Y DESAHOGARTE, DEJAR SALIR ESA IMPOTENCIA DE SABER QUE NO ES SOLO LA PILCHA, EL CALZADO, LA TELE, LA HELADERA, NO, ES TODO… ABSOLUTAMENTE TODO LO QUE SE HA PERDIDO. CREO QUE, HASTA LA ESPERANZA, LA PROPIA DIGNIDAD. Y, EN MEDIO DE ESTE DESASTRE, DE ESTA DESGRACIA, VER O ESCUCHAR A QUIENES NOS GOBIERNAN, APROVECHARSE DE ESTO PARA “METER BOCADO” O “CARGAR FICHAS” EN CONTRA DE LOS OTROS, LOS “DE ENFRENTE”, HACER FALSAS PROMESAS SIN IMPORTARLES LA GENTE, LA VIDA, LITERALMENTE CAGÁNDOSE EN QUIENES SON SU RESPONSABILIDAD!!!! TWITEANDO FALSEDADES, HACIENDO DISCURSOS GRANDILOCUENTES, SACÁNDOSE EL LAZO DEL CUELLO, CULPANDO HASTA A DIOS DE ESTO. ESTÁ BIEN, NUNCA MEJOR DICHO EL REFRÁN QUE DICE: “ESTO ES UN ABORTO DE LA NATURALEZA”, ES TAL CUAL, PERO SEÑORES GOBERNANTES, PRESIDENTE, GOBERNADORES, INTENDENTES, DIPUTADOS, SENADORES, EN FIN, TODOS A QUIENES LES CORRESPONDE PONERSE LOS PANTALONES LARGOS EN ESTOS CASOS, O MEJOR DICHO, ARREMANGARSELOS Y METER LAS PATAS EN EL AGUA, PIENSEN, AUNQUE SEA UNA PUTA VEZ EN LA GENTE QUE NECESITA AYUDA, A QUIENES PERDIERON TODO, HASTA UN SER QUERIDO. SI ES NECESARIO, DEVUELVAN UN POCO DE LO QUE SE ROBAN PARA MANDAR UN CAMIÓN DE AGUA, MEDICAMENTOS, ROPA SECA, O LO QUE PUTA SEA QUE HAGA FALTA!!!!!!! VIVO EN LA ZONA DE LOS HORNOS, Y NO VI PASAR NI UNA CAMIONETA DEL MUNICIPIO, DE DEFENSA CIVIL, DE BOMBEROS, COMO CUANDO HACEN CAMPAÑA, PARA VER SI LA GENTE NECESITA UN VASO DE AGUA!!!!! EL SENTIMIENTO QUE REINA EN MI FAMILIA Y ENTRE LOS VECINOS, ES EL DE DESAMPARO, DE ABANDONO, DE DESOLACIÓN, DE ESTAR SOLOS A LA BUENA DE DIOS, SIN NADIE, ABSOLUTAMENTE NADIE MAS QUE TU FAMILIAR O TU VECINO QUE TRATE DE DARTE UNA MANO. CONSOLÁNDONOS MUTUAMENTE CON QUE, AL MENOS ESTAMOS SANOS Y VIVOS. SERÁ POR ESO QUE ME CONSIDERO “A-POLÍTICO”? QUE NO ME IMPORTA QUIEN ESTÉ GOBERNANDO? SI YO CADA MAÑANA TENGO QUE SALIR A PONER EL PECHO PARA TRATAR DE GANARME EL PAN, SI CUANDO NECESITO NADIE ESTÁ, POR MAS QUE LO LLAMEN Y, QUIEN ESTÉ EN EL PODER, SEGUIRÁ HACIENDO OÍDOS SORDOS Y CASO OMISO A LA VOZ DE LA GENTE, DEL LABURANTE, DE QUIEN EN DEFINITIVA LOS PUSO DONDE ESTÁN. SE QUE MUCHAS PERSONAS DIRÁN QUE HABLO DESDE LA IMPOTENCIA, DESDE EL RENCOR, DESDE MI SITIO DE DOLOR. A ESTA ALTURA, CON CINCUENTA MUERTOS O MAS EN MI CIUDAD, CON NADA QUE PERDER, PORQUE YA LO HEMOS PERDIDO TODO, NO ME INTERESA LO QUE OPINEN, SOLO QUIERO AYUDA, ESA AYUDA QUE MUCHAS VECES TRATÉ DE CONSEGUIR PARA QUIEN LA NECESITABA, AHORA DEBO PEDIRLA PARA MI FAMILIA Y MIS VECINOS. GRACIAS… Ing. Juan Gentile DNI 5.197.782 LA MAYORÍA ES RECUPERABLE “Soy ingeniero y, ante tamaño desastre por la inundación, observo que la mayoría de los inundados piensa que los electrodomésticos mojados no sirven más. Sería de mucha ayuda que comentaran que tanto las heladeras como los lavarropas y en muchos casos tambien televisores, deben dejarse secar en forma natural por dos o tres días. En la mayoría de los casos NO SUFREN DAÑO POR EL AGUA y no requieren más nada. Los motorers eléctricos que se mojan no sufren daño si se dejan secar antes de enchufarlos. De hecho he sufrido varias inundaciones y hasta un televisor LCD que estuvo sumergido lo dejé secar y funcionó correctamente. Obviamente deben estar TOTALMENTE SECOS antes de enchufarlos con las debidas precauciones. Creo que este comentario aliviaría el sufrimiento actual de la gente damnificada.”